El manejo de los comportamientos consiste básicamente en recordarles a los niños que existen reglas que hay que seguir para que puedan disfrutar sin correr peligro alguno. Cada familia tiene formas diferentes de decir “no” o de disciplinar a un niño. En su rol de cuidador es importante coordinar con los padres para aplicar las estrategias que ellos desean mientras el niño está bajo su cuidado. Estos son algunos temas y preguntas que usted puede plantear:

  • Pregunte a los padres cómo aplican la buena conducta en casa: “¿Cómo le dicen ‘no’ de modo que el niño comprenda este límite?”.
  • Pregunte acerca de las reglas que los niños siguen en casa y si les gustaría que usted también las aplicara, tales como lavarse las manos antes de las comidas o guardar los juguetes después de jugar. Verifique si hay reglas que presentan dificultades para el niño y qué sugerencias tienen los padres respecto a cómo enseñarle al niño a seguir esas reglas.
  • Converse con los padres sobre las maneras cómo premian la buena conducta del niño y cómo debe hacerlo usted mientras lo cuida.