Considere estos consejos para desarrollar el lenguaje:

  1. ¡Escuchen los sonidos que los rodean! ¿Oyen la bocina de los carros, el zumbido de los helicópteros o el silbido de la persona que dirige el tráfico? Imiten juntos esos sonidos y hablen sobre las cosas que los producen. Puede crear patrones de sonido (bocinazo, zumbido, silbido) y desafiar a los niños a seguir el patrón.
  1. Creen una rutina de rima mañanera. Los niños mayores de 4 a 6 años de edad comienzan a notar cuando las palabras riman. Señale algo que vea, como un carro o un letrero y busque palabras que rimen. Por ejemplo: “¡Carro, barro, jarro!”. Desafíe a los niños a identificar por su cuenta palabras que rimen.
  1. ¡Canten juntos una canción! Cantar es ideal para que los niños aprendan lenguaje. Cuando vayan en el carro, canten una canción conocida o ¡inventen una juntos!
  1. Aprendan a reconocer las señales de tráfico. Nombre las señales de tráfico cuando las vea y enseñe a los niños a reconocerlas fácilmente. Esto implica usar palabras ¡nuevísimas! Diga por ejemplo: “Ahí hay una señal de tráfico que dice stop (pare). Es un cartel rojo con letras blancas y tiene forma de octágono. O sea, es una forma que tiene ocho lados y ocho ángulos”.
  1. Por aquí, por allá. Cuando hable de su recorrido diario y cómo se desplazan para llegar a su destino, introduzca términos espaciales del lenguaje. Diga por ejemplo: “Para ir a la guardería, a girar a la derecha, cruzar a través del túnel y pasar por el puente”.