Descargar imprimible

Imprima estas canciones e invite al padre encarcelado a cantarlas junto con los niños, o a cantarlas con mímicas. No se preocupen si no tienen “buena voz”. ¡Los niños gozan con solo escuchar las voces de sus padres! También pueden cantar con voz suave y reconfortante.