Descargar imprimible

Por la noche o a la siesta, cántele a su niño estas canciones que se pueden personalizar y disfrute del momento cariñoso. No se preocupe de cómo suena—para los niños, los padres son ¡el mejor show del mundo!