Cada niño se desarrolla según su propio ritmo, pero a continuación se dan algunos consejos para fomentar el amor a la lectura y a la escritura a cada edad.

Cero a dos años de edad

  • Lean en voz alta todos los días. ¡Nunca es demasiado temprano! Puede que los bebés quieran jugar con las páginas, y que los niños pequeños quieran escuchar el mismo cuento varias veces. Señale y describa las imágenes en las páginas.
  • Señale y lea las palabras a su alrededor. Están en todas partes: en las señales de tránsito, en las vitrinas de las tiendas, en las cajas de cereales y en las revistas.
  • Fomente en los niños el dibujar libremente. Después de un tiempo, le puede dar a su niño un crayón grueso. ¡Le encantará descubrir que puede usarlo para dibujar en un papel!

Dos a tres años de edad

  •  Escuche y responda cariñosamente a las cosas que dicen los niños.
  •  Señale y diga las letras y palabras, y nombre los objetos a su alrededor.
  •  Inventen canciones divertidas usando palabras y melodías que riman.
  •  Permítalos leer el mismo libro una y otra vez.
  •  Invítelos a dibujar libremente y luego motívelos a explicarle lo que han dibujado.

Tres a cuatro años de edad

  • Tenga a mano útiles para dibujar y escribir.
  • Explique las nuevas palabras que aparezcan en los cuentos.
  • Jueguen con palabras que riman.
  • Escriba las historias que le cuenten sobre sus dibujos y luego léanlas juntos.
  • Visiten la biblioteca frecuentemente.

Cuatro a cinco años de edad

  • Etiqueten cosas con su nombre, y ayúdelos a escribir sus propios nombres.
  • Ayúdelos a reconocer las letras de sus nombres, y señáleselas cuando las vean en un libro o en letreros.
  • Invítelos a contar sus propios cuentos. Escríbalos y luego invítelos a hacer dibujos para complementar sus palabras. Pueden leerlos juntos una y otra vez.
  • Señale las letras y las palabras en los letreros.
  • Inscríbalos para obtener su propia tarjeta de biblioteca.