Descargar imprimible

Cada persona que entra en nuestra vida hace que el corazón se alegre. La siguiente es una actividad para recordarles a los niños que ellos no pierden sus recuerdos cuando se separan de sus seres queridos, los recuerdos siempre están en el corazón.

Imprima estas páginas e invite a los niños a colorear la primera para crear un bolsillo. Ayúdelos a doblar y pegarlo por las líneas. Luego, miren la página con los corazones.

Explique que algunas personas son parte de nuestra vida por un largo tiempo y otras solo por un corto tiempo, pero que cada persona puede tener un lugar permanente y un recuerdo en su corazón. Podemos aprender de muchas personas, y nuestros recuerdos y sentimientos acerca de las personas no tienen que desaparecer. Cada persona que entra en nuestra vida hace que nuestro corazón se alegre.

Ayude a los niños a identificar a las muchas personas que han influido positivamente en sus vidas. A menudo, los niños en hogares sustitutos tienen muchas cambios y sufren de un profundo sentimiento de pérdida. Enseñarles que cada persona que los cuida con cariño hace que sus corazones se alegren (en vez de enfocarse en la pérdida como un vacío) es una estrategia de recuperación que les permite enfrentar cambios positivamente.

Ayude a los niños a dibujar en cada corazón, y escriba lo que dicen de sus dibujos. Pídales que describan por qué cada persona o lugar es importante y un recuerdo de ellos. Luego recorte los corazones. Use más papel si es necesario. Después, los niños pueden colocar los corazones dentro del bolsillo y guardarlo en un lugar seguro.

 

También puede reunir dibujos, fotos, notas u otros pequeños recuerdos para representar a personas que han sido parte de la vida del niño. Si eso no es posible, puede buscar en revistas o el Internet ilustraciones que representen un recuerdo, como la de galletas para representar el recuerdo de hornear galletas con un anterior padre sustituto.

Agradecimiento especial a Ann Thomas de The Children’s Place en Kansas City por esta actividad.