Incluso los niños pequeños pueden aprender acerca de la importancia de reducir el desperdicio. Una forma es reutilizarlo, o sea hacer algo nuevo con algo usado, en vez de botarlo a la basura. Hagan uno de estos proyectos sencillos (primero revise que no tengan bordes afilados o piezas pequeñas que puedan crear un peligro de asfixia). 

Cajas 

  • Apilar cajas de cualquier tamaño para construir una torre alta. 
  • Usar marcadores, tijeras y cinta adhesiva para convertir cajas grandes en barcos, carros, casas o cohetes (¡o recipiente para el reciclaje!). 
  • Decorar cajas pequeñas para crear cofres de tesoros. 
  • Crear instrumentos musicales poniendo arroz, canicas, granos o cuentas en recipientes vacíos de avena u otros en forma de tubo o cilindro (use cinta adhesiva fuerte para cerrarlo y evitar riesgos de asfixia). 
  • Recortar los paneles de las cajas de cereales para crear rompecabezas sencillos. 
  • Recortar cajas de huevos a lo largo y pintarlas para crear una oruga. 

Botellas de plástico 

  • Llénelas de agua para jugar a hacerlas rodar. 
  • Usarlas como juguetes para la hora del baño. 

Tapas de plástico 

  • Jugar al disco volador o frisbee con las tapas grandes. 
  • Dibujar caras de sentimientos con crayones y actuar cuentos con los personajes dibujados. 

Envases 

  • Crear su propia batidora de mantequilla. Llenen frascos pequeños de vidrio con crema e invite a los niños a agitar, agitar y agitar para hacer su propia mantequilla. 
  • Pintar un envase o envolverlo en papel para crear un tarro para lápices 
  • Usarlo para guardar masilla o plastilina. 
  • Crear un «frasco de océano». Llénelo con un tercio de agua, varias gotas de colorante azul para alimentos y una pizca de aceite. Agítelo para ver aparecer burbujas. 

Papel para empacar o envolver regalos 

  • Hacer impresiones con plástico de burbujas. Ponga pintura en un plato de papel, presione el plástico de burbujas sobre la pintura, presione el plástico en una hoja de papel. 
  • Después de abrir los regalos en una fiesta, estruje el papel en una bola y póngalas en bolsas de papel para que los niños pequeños las saquen y las vuelvan a meter.