Las matemáticas están en todas partes. Están en los números, las figuras y los patrones a nuestro alrededor, y también en la casa. Podemos tener momentos matemáticos mágicos durante el desayuno, mientras creamos una obra de arte o al ritmo de nuestra canción favorita. Cuando medimos, comparamos, contamos y dibujamos, estamos desarrollando destrezas matemáticas, de manera divertida. Considere las ideas en este paquete para incorporar las matemáticas a su rutina diaria.

  1. 1
    Imprimible

    -El juego de las figuras-

    Descargar imprimible

    ¡Ayude a los niños a colorear las figuras y recortarlas para luego divertirse juntos! Usted podría:

    • Ordene las figuras de distintas maneras para hacer cosas. ¿Pueden hacer una casa? ¿Pueden hacer un barco? ¿Pueden hacer una torre? ¿Pueden hacer un avión?
    • Muestre una figura y juntos intenten hacer esa misma figura con sus cuerpos.
    • Hagan un dibujo con las figuras y luego inventen un cuento.
    • Pasen una de las figuras de uno a otro y comparen su parecido a algo diferente: “¡Mira, este triángulo puede ser un sombrero! ¡Ahora es un avión! ¡Es un paraguas!”.
    • Esconda las figuras por la casa y jueguen a “¡A cazar figuras!”.
  2. 2
    Artículos

    -Las matemáticas en lugares menos esperados-

    Demuéstreles a los niños que la casa está llena de oportunidades para descubrir las matemáticas.

    En la cocina

    • Deles a todos en la mesa un poco de comida, como galletas o zanahorias. Pida a cada niño que cuente la comida que tiene. ¿Todos recibieron la misma cantidad? Si no, ¿cuántas cosas hay que quitar de cada grupo para que las cantidades sean iguales?
    • Exploren las partes de un total y la idea de compartir; un paso adelante para comprender la división. Mientras comparten un sándwich, diga: “Estoy cortando el sándwich por la mitad para que cada uno tenga una parte”. También pregunte: “Si hay tres rodajas de pan y seis de nosotros queremos comer pan, ¿qué podemos hacer?”.

     

    En el baño

    • Usen vasos de plástico o baldes para jugar con el agua y comparar cantidades. Con los niños menores usted puede solo enseñar los conceptos de “lleno” o “vacío”, llenando las tazas y vertiendo el agua. Rete a los mayorcitos a predecir cuál vaso contiene la mayor cantidad de agua y cuál contiene la menor cantidad.
    • Junto con los niños cuenten números mientras se lavan las manos y se cepillan los dientes. También pueden usar un cronómetro o reloj en el baño para que los niños mayores puedan seguir los números mientras cuentan.

     

    En el cuarto

    • Juntos miren el libro con ilustraciones para hallar las figuras que ya conocen. Giren el libro y explique que las figuras siguen iguales, no importa en qué dirección está el libro.
    • Mientras los niños están acostados, jueguen juntos a “Veo, veo,” usando las palabras: debajo, encima, al lado y detrás. Deles una pista sobre el objeto que ve, describa el lugar donde está. Puede decir: “Veo algo debajo del reloj” o “Veo algo al lado del librero”. Túrnense.

     

  3. 3
    Vídeo

    -Jugar con los patrones-

    Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=aFkrjnIrItY

    1. Miren juntos el video. Repitan el nombre de cada objeto en voz alta (“clip, clip, clip, tapa, tapa…”) para ayudar a los niños a fijarse en el patrón. Invítelos a decir el patrón en voz alta. Los niños mayores quizás prefieran un desafío adicional: ponga el video en pausa después del sonido de la campana para que ellos sigan el patrón por su cuenta.
    2. Juntos hagan patrones con objetos comunes (monedas, lápices, notas adhesivas de color, y otras más). Túrnense para iniciar o completar el patrón de cada uno. Al decir el patrón en voz alta, pueden captar el ritmo para seguirlo.
    3. Ayude a los niños a fijarse en los patrones a su alrededor: en la ropa, en el arte, en los cuentos y más. Cuando vean un patrón, invite a los niños a pensar en lo que sigue en el patrón.