Los niños aprenden y progresan con de cada experiencia. Cuando hable con ellos, cuando les hace preguntas y les da cariño, usted está fomentando una relación que los hará sentirse con confianza para explorar y aprender de todo a su alrededor. Al usar los momentos cotidianos para aprender, usted les está fortaleciendo el cerebro. Explore las ideas que estimulan el cerebro en este paquete.

  1. 1
    Interactivo

    – Juegos para pensar de Elmo –

    Lanzar Preparación para la escuela

    En este interactivo los amigos de Elmo lo ayudan a prestar atención, enfocarse, razonar y recordar; habilidades que son como súper poderes para el cerebro. Invite a los niños a jugar con Elmo. Practicarán escuchar instrucciones, mantenerse enfocado incluso cuando haya distracciones, recordar instrucciones de varios pasos, y más.

    Después de jugar, busquen en la casa algo para crear sus propios juegos para pensar. Busquen algo para ordenar, emparejar, esperar, escuchar, observar y hallar. Recuerde celebrar el esfuerzo de los niños. Diga, “¡qué buen cerebro tienes!”.

  2. 2
    Imprimible

    – El juego de los animales –

    Descargar imprimible

    Imitar a los animales puede parecer pura diversión, pero en realidad fomenta la creatividad, las habilidades lingüísticas y la coordinación. Imprima esta página, coloree los animales y jueguen a imitar animales. Las siguientes son cuatro formas de jugar:

    • Cierren los ojos y señalen cualquier animal. Juntos imiten a ese animal.
    • Elijan un animal en esta página, pero no digan cuál es. Imiten a ese animal. ¿Pueden los demás adivinar qué animal eligieron?
    • Señale dos animales en la página. Inventen un cuento sobre qué pasaría si esos animales se juntaran a jugar. También imiten a los animales de su propio cuento.
    • Invite a los niños a hallar un animal determinado en otros cuentos, dibujos o juegos.
  3. 3
    Artículos

    – La paciencia y la perseverancia –

    La paciencia y la perseverancia son habilidades poderosas que pueden ayudar a los niños a superar la frustración y lograr objetivos. Usted puede ayudarlos a desarrollar estas habilidades utilizando las estrategias a continuación.

    Introduzca la noción de “Todavía no”.

    Hágales saber a los niños que el no poder hacer algo en un momento determinado no significa que nunca podrán hacerlo. Enséñeles la frase: “No puedo hacerlo todavía”. Recuérdeles que toma tiempo y paciencia aprender algo nuevo. Puede decirles: “¿Te acuerdas cuando no podías abotonarte la camisa? Tratabas y tratabas y ¡ahora puedes hacerlo solito!”.

    Respira, piensa, actúa
    Cuando los niños tienen un momento de frustración, puede ser difícil para ellos hallar la forma para calmarse. Para ayudarlos, enséñeles estos pasos:

    • Respira: Motive a los niños a respirar hondo lentamente tres veces.
    • Piensa: Ayude a los niños a pensar en algunos planes para resolver el problema.
    • Actúa: Juntos elijan un plan e intenten hacerlo. Si no funciona, intenten otro plan.

     

    Aceptar los errores
    Usted puede ayudar a los niños a ser más perseverantes cuando usted les demuestra que cometer errores es normal. De hecho, los errores son una parte importante del aprendizaje. Déjeles saber que usted también comete errores y manténgase positivo después de hacerlos.