Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=jQqPwLheZBg

Muéstreles el video a los padres. Pregunte: “¿Qué idea les pareció particularmente interesante?”. Apunte las respuestas en una cartulina grande. Luego, en otra cartulina anote estas rutinas diarias y pídales que sugieran ideas sobre lo que los padres pueden decirles a los niños durante esos momentos (las sugerencias despenderán de la edad de los niños; algunas ideas en paréntesis).

  • Al vestirse (“Un calcetín… ¡dos calcetines!”,“¿Cuáles partes del cuerpo son dos partes iguales?”)
  • Al preparar comida (“Mami está moliendo las bananas”, “Vamos a picar… mezclar… verter… esparcir… ¡batir!”)
  • Al caminar por la calle (“¡Mira qué autobús tan grande!”, “¿Qué tienda es esa?”)
  • Al observar de cerca un insecto (“¡Qué hormiga tan pequeña!”, “Mira, ¡una hormiga! ¿Adónde piensas que va?”)
  • Al mirar las nubes (“Veo una nube blanca, grande y esponjosa”,“¿Qué figuras o animales ves en las nubes?”)
  • Al caminar por un parque o por el campo (“Este pasto es verde y suave”, “¿Qué cosas están vivas? ¿Cuáles no? ¿Cómo lo sabes?”)
  • Al echar una carta en el buzón (“¡Adiós carta!” ,“¿Cómo llegará esta carta donde Abuelita?”)
  • Al ver a un bombero o policía (“Ese camión rojo es grande y brillante”, “Un bombero nos protege cuando hay incendios”,“¿Qué otras personas tienen un trabajo importante?”)
  • Al acostar a un niño (“¿Qué hicimos hoy día? ¿Cuál fue la parte favorita de tu día?”)

Pregunte: “Si usted estuviera en este cuarto con su niño, ¿dónde encontraría una oportunidad de aprendizaje?”. Señale algunas posibilidades, tales como identificar todos los rectángulos que hay en el cuarto (puerta, ventanas), mirar de cerca un afiche e identificar todos los colores, o decir palabras que describan cómo se siente una pizarra blanca (lisa y fresca). Luego, invite a los padres a recorrer el cuarto durante cinco minutos para ver si descubren otras oportunidades de aprendizaje. Reúnanse otra vez y desafíe al grupo a nombrar tantas posibilidades como puedan.