Descargar imprimible

¡Mostrar bondad puede ser tan sencillo como dar un abrazo fuerte! Lea este cuento con su niño antes de dormir, por la mañana durante el desayuno, o cuando estén en camino a alguna parte. En los momentos difíciles especialmente, un recuerdo de amor y calidez mantiene a los niños con una sonrisa. Mientras lee, le puede hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo les hizo sentir a Zoe y a Alan el abrazo de Elmo?
  • ¿Cómo se sentía Elmo cuando su mamá y su papá le dieron un abrazo?
  • ¿A quién conoces que dan buenos abrazos?