Descargar imprimible

Imprima esta página y léanla juntos cuando quieran acurrucarse. Cada vez que aparezcan las palabras “¡Mamá, abrazo!”, dele y reciba de ella un gran abrazo. Pregúnteles a los niños por qué es especial estar con la mamá e inventen nuevos versos para agregar al poema. Léanlo con frecuencia para sentir el dulce poder de los abrazos de mamá.